default logo
Acompañar, Servir y Defender
a las personas migrantes y sus organizaciones

Misión, Visión, Valores

Misión

La Fundación Social Ignacio Ellacuría es una entidad de intervención social nacida del esfuerzo de la Compañía de Jesús en la Provincia de Loyola, en colaboración con la Comunidad de Vida Cristiana CVX y la Compañía de María para construir una sociedad intercultural en la que todas las personas tengan la posibilidad de participar, ser protagonistas de su vida y agentes de transformación social.
Sus finalidades son:

  • Promover y acompañar espacios de reflexión, encuentro, aprendizaje, diálogo, mediación y participación entre la población inmigrada y autóctona que favorezca la transformación de la sociedad receptora, teniendo como horizonte la ciudadanía inclusiva.
  • Contribuir a la visibilización y relevancia pública de las iniciativas colectivas en este  ámbito de la convivencia, la diversidad cultural y el pluralismo religioso.
  • Difundir las buenas prácticas de convivencia, ciudadanía y diversidad por medio de acciones de sensibilización, investigación e incidencia.

 

Visión

El Centro Social Ignacio Ellacuría quiere ser una entidad ignaciana que promueve una ciudadanía inclusiva en Bizkaia. Y para ello aspiramos a:

  • Dar protagonismo y empoderar a las personas y colectivos, fortalecer la sociedad civil y generar opinión pública mediante el acompañamiento y la sensibilización.
  • Fortalecer y crear espacios de participación, aprendizaje cooperativo y trabajo en red, especialmente con las instituciones de la Compañía de Jesús, de la iglesia en Bizkaia y con entidades del tercer sector.
  • Generar adhesión social a nuestro proyecto y aportar a los debates y políticas públicas relacionadas con la ciudadanía, la gestión positiva de la diversidad cultural y el pluralismo religioso.
  • Consolidar un modelo de gestión interna, participativo y transparente que garantice el desarrollo de las personas y la sostenibilidad institucional.

 

Valores

Creemos que la Fundación tiene que incorporar valores y comportamientos que visibilicen otra sociedad posible. Tan importante como lo que hacemos es cómo lo hacemos. Para ello recogemos los valores que queremos vivir al interno de la Fundación y promover en nuestro contexto social.

Para cada uno de los valores hemos consensuado una definición y hemos identificado comportamientos que queremos promover para desarrollarlos. Los comportamientos están vinculados: 1) al interno del equipo, 2) a nuestra actividad, planes, 3) a los colectivos destinatarios / corresponsables, 4) al contexto social y  5) a la incidencia.

  • Con respecto al respeto y valoración de la diversidad, creemos que el encuentro con personas y colectivos de diferentes tradiciones religiosas, culturales, sociales, políticas, etc., es un aporte para la construcción de un nuevo modelo de sociedad inclusiva

    Como lo desarrollamos:

    • Promoviendo en el equipo la escucha, acogida, cercanía, apertura, y valoración de las capacidades y potencialidades de las personas y colectivos
    • Facilitando espacios plurales de encuentro para expresar, reconocer y acoger la diversidad y sus manifestaciones.
    • Fomentando el diálogo social, intercultural e interreligioso.
    • Trabajando con colectivos y ámbitos que pueden promover cambio social (educación, administración pública, partidos políticos, comunidades religiosas…)
    • Haciendo visible la diversidad, y sensibilizando para lograr el reconocimiento sus aportes a la construcción social.
  • Con respecto a la participación, partimos de la convicción de que una sociedad inclusiva sólo se puede conformar desde la participación activa de todas y todos los implicados en los procesos generados desde la Fundación.

    Como lo desarrollamos:

    • Facilitando información, formación – desarrollo profesional y personal, medios y espacios formales para la implicación corresponsable en el proyecto.
    • Dinamizando la participación dentro de la Fundación: equipo, procesos, voluntariado.
    • Definiendo nuestros planes y actividades a partir de las necesidades, intereses y capacidades de las personas y colectivos corresponsables del proyecto institucional.
    • Fortaleciendo espacios participativos existentes: participando en redes y plataformas, y animando a otras personas y colectivos a participar, potenciando liderazgos.
    • Haciendo visible la importancia de la participación y los frutos de promover el protagonismo de la ciudadanía en las dinámicas sociales.
  • Con respecto a la apertura,  valoramos como una oportunidad el intercambio de experiencias y el diálogo de saberes y prácticas entre personas inmigrantes y autóctonas. Este valor nos exige estar atentos/as a las demandas que la realidad de las migraciones presenta para actuar en consonancia y favorecer la capacidad de adaptación a los cambios

    Como lo desarrollamos:

    • Fomentando la mejora continua y la innovación en nuestros procesos y actividades.
    • Generando alianzas con personas y colectivos para conocer mejor la realidad social, detectar demandas necesidades o propuesta de acción.
    • Detectando las experiencias y habilidades de las personas y los colectivos para generar intercambio de saberes y promover actividades.
    • Atendiendo las causas justas que se generan en los contextos sociales cambiantes con creatividad.
    • Compartiendo con el conjunto de la sociedad la información sobre los nuevos contextos sociales que desde cada proyecto / proceso vamos identificando.
  • Con respecto a la corresponsabilidad en el proyecto, el sentido de pertenencia de todas las personas que conforman el colectivo las implica en el desarrollo y la incidencia de la Fundación.

    Como lo desarrollamos:

    • Clarificando los modos de participación y las normas de convivencia y funcionamiento de este espacio abierto, para que nos sintamos en nuestra casa.
    • Acompañando a las personas y equipos de la Fundación para que, apropiándose del proyecto, puedan ganar en autonomía y corresponsabilidad en las decisiones.
    • Potenciando espacios de oración, acompañamiento, encuentro, diálogo y celebración en torno a nuestro mandato institucional. En especial los espacios que implican a la comunidad apostólica, el equipo, el voluntariado, las instituciones con las que compartimos misión y el patronato.
    • Comunicando interna y externamente nuestro proyecto, y siendo transparentes para compartir y celebrar nuestros avances y dificultades.
    • Fomentando una imagen pública de la Fundación coherente con nuestra identidad y nuestro compromiso con la justicia.
  • Con respecto al acompañamiento, ser testigos, junto a otras y otros, del crecimiento (procesos, retos, sueños de otras y otros, de colectivos, etc.) de las personas vinculadas a la entidad.

    Como lo desarrollamos:

    • Posibilitando procesos y dinámicas internas que permitan a las personas del equipo conocerse, desarrollarse personal y profesionalmente y comprometerse con la transformación social.
    • Fomentando en las personas y colectivos el reconocimiento y aprecio  de sus capacidades y limitaciones.
    • Promoviendo el desarrollo y crecimiento de las personas y colectivos desde su realidad y capacidades, escuchando, presentando alternativas, promoviendo encuentros e intercambios, y respetando sus criterios, valores y ritmos.
    • Visibilizando socialmente el efecto multiplicador del acompañamiento mutuo para el desarrollo y crecimiento de las personas, los colectivos y el conjunto de la sociedad.